Posibles averías en carretera (II)

Si en nuestro anterior artículo os hablamos ya de algunas de estas averías más comunes, hoy vamos a seguir haciéndolo con los restantes para poder prevenirlos y reducir esas posibilidades de que sucedan.

En el caso de los problemas eléctricos no podemos controlarlos en su totalidad, pero sabemos que son los fallos más frecuentes de los coches. Cuando algo falla, casi lo primero que se revisa (a menos que sea algo como una luna rota o un neumático desinflado) es el sistema eléctrico.

Otro caso habitual es el reventón de rueda, el cual si depende casi exclusivamente de nosotros ya que en la mayoría de casos  viene dado por un excesivo desgaste de la banda de rodadura. Mantener los neumáticos en correcto estado es fundamental. Comprobando presiones y revisando de forma visual, podemos evitar la mayoría de estos casos.

Os esperamos en nuestro próximo artículo en el que seguiremos identificando más averías evitables y comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*